Verano tras verano, la compañía Parking Shakespeare va borrando una nueva comedia de Shakespeare de la lista de piezas a hacer a la sombra acogedora de los árboles del Parque de la estación del Norte. Y año tras año, el director que recibe el encargo de ponerse al frente de la puesta en escena del proyecto tiene menos piezas entre las que poder elegir. Afortunadamente cuando llegó mi turno, todavía no habían estrenado una de mis favoritas, Las alegres casadas de Windsor, este spin-off de Enrique IV que el bardo de Stratford-upon-Avon dedicó al desbordante personaje de Falstaff por petición de la reina Isabel.

Mi idea de puesta en escena es convertir el Windsor isabelino en un resort de vacaciones de verano, con todos los personajes con una predisposición ociosa para la verbena, las fechorías y las tomaduras de pelo.

MARC ROSICH

Traducción, versión y dirección: Marc Rosich
Reparto: Òscar Bosch, Mireia Cirera, Ester Cort, Adrià Díaz, José Pedro García Balada, Pep Garcia-Pascual, Carles Gilabert, Santi Monreal, Ariadna Matas, Mireia Piferrer i Ricard Sadurní